Con una sonrisa puedes lograr más de lo que te imaginas

Con una sonrisa puedes lograr más de lo que te imaginas

El día comienza, arrancamos nuestro primer viaje a dedo, luego de una asfixiante rutina, decidimos ponernos la mochila en los hombros y el dedo pulgar arriba, sonrisa en el rostro y sobre todo buena actitud ¡Allá vamos dispuestos a confiar y a que confíen en nosotros, dispuestos a dar y a recibir, encontrarnos con personas nuevas, compartir historias, experiencias y anécdotas! Despertar esa actitud que quizás de niños teníamos pero ya se nos olvidó, siempre que observo a los pequeños admiro su capacidad para socializar, para hacer amistades, sin prejuicios, sin el orgullo que tenemos los adultos, sin miedo al qué dirán, con un simple ¿Como te llamás? ¿Querés jugar? y al instante ya están compartiendo sonrisas, enseñándose juegos, a pesar de que antes no se habían visto, un par de miradas bastó para hacerse amigos y compartir un momento juntos.

Autostop en Leandro N. Alem – Misiones

Eso muchas veces pasa con los viajeros, pareciera que fuera otro mundo, sin maldad, sin prejuicios, sin diferencias de idiomas, ni raza, ni posición social, como si todos fuéramos uno.

Esta vez el destino en mente es la provincia de Córdoba, el clima estaba ideal, nublado y a pesar de que estamos en invierno en Misiones hacía calor.

No tardaron nada en levantarnos hacia el primer pueblo, primer persona generosa “El pelado Sartori”, nos llevó hasta Bonpland, al llegar ni siquiera levantamos el dedo y una pareja de señores ya nos preguntaron hacia donde íbamos, nos acercaron hasta Leandro N. Alem, sorprendidos por nuestra aventura, nos desearon muchas bendiciones y un abrazo de despedida que marcó una diferencia ¿Quién diría que un viaje de 30 minutos con personas que nunca habíamos visto terminaría con tanto afecto?. Si aún estábamos metidos en la rutina jamás nos iba a pasar eso, si ni siquiera eso pasa con las personas que tenemos a nuestro alrededor, familia, amigos, colegas, porque estábamos cansados, con mala actitud, no dejábamos  llegar a las personas y dejarnos llevar como si fuéramos niños otra vez.

Como el viaje era largo, nos habíamos puesto como meta llegar ese día hasta Santo Tomé, Corrientes, igualmente yo con todas mis esperanzas puestas en el interior sentía que íbamos a llegar a Concordia, Entre Ríos, pero Fer estando en Leandro N. Alem como era mediodía dudaba que llegáramos  ese mismo día. La confianza fue tanta que hasta Couchsurfing habíamos buscado en Concordia para esa noche antes de salir de San Ignacio.  Couchsurfing es una app que ayuda a los viajeros a quedarse en la casa de alguna persona dispuesta a dar alojamiento en su ciudad de manera gratuita, con el simple hecho de intercambiar y  conocer personas.

Pareciera que las bendiciones de Luly y su marido fueron desde su corazón, porque no pasaron 10 minutos y pasó un camionero tocando bocina y haciendo señas hacia una estación de servicio. Gustavo es el nombre de el señor con quien íbamos a ir hasta Concordia, preparamos un mate y ahí estábamos nosotros, con un extraño como si nos conociéramos de  toda la vida, hablando de la vida, de la familia, hasta de política y religión.

De camino hacia Concordia nos respondió Santiago, un chico que habíamos contactado por Couchsurfing, y aceptó que pasáramos la noche en su casa.

Se hizo de noche, llegamos finalmente, era el momento de despedir a Gustavo y de conocer a Santiago, el chico que nos alojaría. Tomamos un urbano y nos fuimos al centro de la ciudad, luego un remís que nos llevó hacia su hogar, Santiago es una persona humilde, dispuesto a ayudar a los demás, enseña a realizar una huerta orgánica, la importancia de los árboles y plantas medicinales y como de ésta manera lograr el sustento de familias de bajo recurso.

Llegó el momento de dormir y descansar cálidamente agradeciendo por todo lo que había pasado en el día, por todo lo aprendido y de esta manera despertamos  a la expectativa de lo que nos esperaba en el camino…

Aprendizaje del día: Todas las personas tenemos algo que brindar al mundo, solo confía, escucha y siente lo que el camino te ofrece… Sal de tu zona de confort, solo de ésta manera podrás dejarte llevar por el mundo. Sé como un niño que sin pedir nada entrega todo, imagínate que pasaría si todos pensáramos así todos los días… solo imagina…

 

2 comments on “Con una sonrisa puedes lograr más de lo que te imaginas
  1. Nanci dice:

    Que felicidad leer todo esto, ME ENCANTAAAAAAA!!!!!! QUE DIOS GUÍE CADA PASO Y BENDIGA EN CADA VIAJE !!!! HAY QUE EMOCIÓN ME DA QUE YA ME DAN GANAS DE VIAJAR !!!!! SALUDOS MONY DOS UNA GROSAAAAA !!!

  2. Romina Zanek dice:

    Cuando leía esto tenía la hermosa sensación de estar leyendo un libro! Así que si lo escribís algun día lo compraría! Dios los proteja en esta hermosa experiencia! Buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *