Rumbo a Mina Clavero

Rumbo a Mina Clavero

Hoy decidimos dejar Carlos Paz y así emprender un nuevo destino, Mina Clavero, una nueva despedida se acerca y un hasta luego que consuela, hasta pronto Nico!!!

Sin muchos planes y aun sin saber a donde íbamos a pasar la noche juntamos las mochilas y nos fuimos hasta La Pampilla en bus, un buen lugar de conexión para hacer dedo hasta nuestro destino.

Un día antes nos inscribimos en Workaway, una plataforma para hacer voluntariados: Trabajar a cambio de hospedaje, nuevas experiencias y en ocasiones hasta comida. Pero aún no teníamos respuestas.

Ya estábamos a mitad de camino, en La Pampilla,, comenzamos a levantar el dedo, pero luego de ver pasar algunos autos y viendo que pasaban rápido, miramos a nuestro alrededor y vimos que un poco más adelante había un control policial, nos dirigimos y pedimos permiso, la respuesta fue positiva, que suerte la nuestra que el tercer auto que pasó se detuvo a llevarnos hasta nuestro objetivo.

Analía y José una pareja de Buenos Aires que se encontraban paseando y se dirigían a Nono, un pueblo cercano a Mina Clavero, nos dejaron en la rotonda donde se encontraba el acceso a Mina Clavero. Ya estando ahí nos fijamos los correos electrónicos a ver si teníamos respuestas y justamente nos habían contestado de Workaway, un hostel en donde aceptaban nuestro voluntariado, fue donde conocimos a Mariela y Diego, los dueños Andamundos Hostel donde pasaríamos unas semanas, nuestra primera experiencia como voluntarios, con mucha tranquilidad nos explicaron las tareas del mismo.

Quién diría que vinimos sin saber  a donde íbamos a dormir, pero seguimos nuestro instinto y apenas llegamos ya teníamos un hostel a donde pasaríamos días llenos de nuevas experiencias, conociendo personas nuevas todo el tiempo, situaciones que te hacen creer que sí se puede, que todo se dá cuando realmente lo deseas.

Como dice Paulo Coelho: “El Universo conspira a favor de los soñadores.”

2 comments on “Rumbo a Mina Clavero
  1. Sebastian dice:

    Como olvidar ese Viaje…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *